FANDOM


Enrique VIII fue Rey de Inglaterra desde el 21 de abril de 1509 hasta su muerte en 1547, siendo el segundo monarca de la dinastía Tudor. Su reinado estuvo marcado por la polémica, desde la separación de Inglaterra de la religión católica hasta sus seis matrimonios. Promulgó leyes para disolver y adueñarse de los monasterios tras la reforma, inició la construcción de la armada real británica y se anexionó la corona de Gales. La protección que dispensó al pintor alemán Hans Holbein se tradujo en una formidable serie de retratos y dibujos en color que efigian a muchos personajes de la corte, incluyendo una famosa pintura al óleo del mismo monarca.

Siendo el segundo hijo de Enrique VII e Isabel de York, estaba inicialmente destinado a una vida monástica, pero su hermano Arturo falleció en 1502, por lo que Enrique se convirtió en el futuro sucesor de su padre. Ascendió al trono a los 17 años y se casó con Catalina de Aragón, la prometida de su fallecido hermano, para estrechar lazos con España. Además de políglota y versado en religión, historia, filosofía y retórica, Enrique era un consumado poeta, músico y deportista, siendo el tenis, la caza y los torneos de justas sus deportes favoritos. No obstante, su deber más importante era engendrar un hijo varón para cimentar el derecho sucesorio de la dinastía Tudor, ya que Inglaterra estaba saliendo de una sangrienta guerra civil y Enrique pensaba que una mujer no podría traerle al país la estabilidad necesaria.

Su incansable búsqueda de un heredero varón para cimentar la continuidad de su dinastía lo llevó a pedir el divorcio de su primera esposa en 1527, alegando que había sido un crimen contra Dios casarse con su cuñada según las leyes bíblicas. Diversas circunstancias impidieron que el papa le otorgara la nulidad, desembocando en la ructura definitiva con Roma y la creación de una iglesia políticamente independiente, la comunión anglicana. Esto llevó a la expropiación de todas las moradas religiosas, la promoción de la liturgia en inglés, la muerte de varias figuras católicas influyentes (como Tomás Moro o el cardenal Wolsey) y el ascenso de ministros protestantes, entre ellos el hábil secretario Tomás Cromwell, el arzobispo Cranmer y la sofisticada e inteligente reformista Ana Bolena quien se casó con Enrique en 1533 y fue coronada reina, sólo para ser decapitada 3 años después bajo acusaciones falsas de traición, debido a que tampoco le dio al rey el hijo que esperaba.

Los problemas físicos y mentales de Enrique se agrabaron tras un fatal accidente de justas en enero de 1536, reabriendo una herida en su pierna que nunca pudo curar y le impidió ejercitarse por el resto de su vida. La actitud del monarca cambió drásticamente, convirtiéndose en un rey absolutista y paranóico que ejecutaba a todo aquel que se opusiera a sus leyes. Su tercera esposa, Jane Seymour, murió en 1537 tras dar a luz al ansiado hijo varón. Buscando aliarse con los estados alemanes en contra del emperador Carlos V, Enrique se casó con la princesa protestante Ana de Cléveris en 1540, sólo para divorciarse unos meses después por razones políticas. Catalina Howard, una adolescente ingenua de 17 años, se convirtió en su quinta esposa, pero fue decapitada poco después acusada de infidelidad. Buscando recuperar la gloria de sus años de juventud, Enrique promovió una invasión de Francia y tomó la ciudad de Voulogne en 1544, dejando como regente a su sexta y última esposa, Catalina Parr, una culta viuda protestante que escribió varios libros y sirvió como madrastra para los hijos del rey.

En sus últimos años, Enrique engordó desmesuradamente debido a su constante ingesta de carne, colesterol y azúcar. Murió la madrugada del 28 de enero de 1547, probablemente debido a complicaciones con la diavetes. En el transcurso de la década posterior a su muerte sus tres hijos gobernaron sucesivamente el reino: Eduardo VI, quien lo sucedió en el trono pero murió a los 15 años; María I, hija de su primer matrimonio, que intentó deshacer las reformas de su padre y quemó a muchos mártires protestantes; y finalmente Isabel I, la hija que engendró con Ana Bolena, que llevó a Inglaterra a su florecimiento cultural y político como una potencia europea, en una próspera edad de oro que duró 44 años.

La vida del monarca ha sido retratada en numerosas biografías, óperas, obras teatrales, series y películas, siendo La vida privada de Enrique VIII, Ana de los mil días, Enrique VIII y Los Tudor las más conocidas.

Filmografía Seleccionada

Año Título Actor Actor de doblaje Lugar de doblaje
2019 La princesa española Ruairi O’Connor ¿? Argentina
2015 El show de Peabody y Sherman Kevin Michael Richardson (voz) Gabriel Pingarrón México
Wolf Hall Damian Lewis ¿?
2008 Las hermanas Bolena Eric Bana Ricardo Brust México
Andrés Gutiérrez Coto
2007-2010 Los Tudor Jonathan Rhys Meyers Luis Daniel Ramírez México
Diego Brizzi Argentina
2003 Enrique VIII Ray Winstone ¿? Colombia
1986 William Tyndale: El proscrito de Dios Keith Barron Álvaro Tarcicio México
1969 Ana de los mil días Richard Burton ¿? México
1966 Un hombre de dos reinos Robert Shaw Guillermo Romano México
1953 La reina virgen Charles Laughton Pedro D'Aguillón México
1934 La vida privada de Enrique VIII ¿?
1937 El príncipe y el mendigo Montagu Love Federico Romano México
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.